11 abr. 2012

Estamos tan acostumbrados

a disfrazarnos para los demás, que al final lo único que conseguimos es difrazamos para nosotros mismos.

PRINCESS_OF_HELL

2 comentarios:

C. dijo...

Mucha razón. A veces, de tanto intentar ser fuerte, ya no sabes si sigues siendo débil, o si no, o si sí pero no, o si a veces, o, o, o...
Muchas veces me pregunto cómo somos realmente. Siempre llego a la conclusión de que somos un 30% lo que queremos ser, un 30% lo que los demás ven de nosotros y un 40% de lo que somos cuando no intentamos ser de ninguna manera y nadie nos ve. Más o menos.

Palmoba dijo...

yo consigo más disfrazarme para los demás..se me da mejor, ya ves.